Diferencias entre el aluminio lacado y el anodizado

94 817 73 67
Diferencias entre el aluminio lacado y el anodizado

Una vez hayamos decidido a instalar ventanas de aluminio en Pamplona en nuestra casa, el proceso de selección no acaba ahí. Para la mayoría de personas será difícil elegir entre perfiles de aluminio lacados o anodizados, las dos opciones que dan las empresas de carpintería de aluminio, que habrá que escoger dependiendo del propio edificio y del lugar en el que se van a instalar las ventanas.

Lo mejor es dejarse aconsejar por los técnicos de Ventanas Leyre para no fallar en la elección. Pero, de momento, vamos a explicarte en qué se diferencian. Ambos son resistentes contra la corrosión, pero con sus particularidades. Comenzando por el aluminio lacado, que ofrece una mayor seguridad frente a los rayos ultravioleta y la corrosión que estos producen, su proceso se basa en la aplicación de una pintura en polvo sobre su superficie, por lo que ofrece una mayor variedad de soluciones estéticas y una amplia gama de acabados y colores. El lacado es la opción ideal para condiciones ambientales no demasiado agresivas, con baja humedad, temperaturas suaves y una radiación solar no demasiado agresiva, porque, además ofrece una gran durabilidad con muy poco mantenimiento.

Ahora bien, si buscas instalar ventanas de aluminio en Pamplona que te garanticen la máxima resistencia y durabilidad con condiciones climatológicas más extremas como humedad, frío, salitre marino, presencia de humo de fábricas o un alto tránsito, la opción ideal será el anodizado. Este acabado se basa en un proceso de oxidación por electrólisis, por lo que consigue proteger perfectamente la superficie que está expuesta a la corrosión atmosférica. Eso sí, como punto negativo está que la variedad cromática no es tan amplia como la del lacado, aunque sí bastante aceptable hoy día.